Borja Isbert (1964) es.un pintor madrileño de familia de artistas (su abuelo era el célebre actor Pepe Isbert), el cual ha desarrollado una sólida carrera como pintor, habiendo expuesto entre otros sitios en Madrid en la Galería Pea ( calle Claudio Coello), en la galería Castelló 4, en el Hotel Palace de Madrid o en el Palacio de los Duques de Medinaceli en Cogolludo (Guadalajara), por nombrar sus últimas exposiciones, y en los últimos años años destaca su faceta de retratista.

Borja Isbert es un pintor que podríamos encuadrar en el realismo urbano, no obstante toca los más variados temas, desde el retrato a paisajes, escenas cotidianas y vistas panorámicas. Lo que le mueve a pintar es la búsqueda de la luz y su reflejo en los objetos, la captación de ese instante mágico de las formas en un momento fijo, atemporal, siempre presente en su pintura el  espacio, la profundidad y el movimiento. Aunque en sus inicios se limitó en muchas ocasiones al reflejo real de las cosas, como en una imagen quieta, su pintura se va transformando poco a poco en una búsqueda más profunda, más intimista de las escenas. Ya no vale la simple captación real, el pintor quiere penetrar más intensamente en los misterios de la realidad, para lo que cada vez juega más con los colores primarios y los contrastes de luz. Eso es finalmente lo que se busca: causar una emoción en el espectador, que la imagen no le deje indiferente, sino que le cree sensaciones y sentimientos, como algo vivido por ellos.